Liposucción

La liposucción es un procedimiento indicado para personas que tienen grasa localizada en exceso o para aquellas que desean moldear la figura en lugares específicos como: abdomen y cintura; mejillas y papada; tórax y región mamaria; espalda; región maxilar; caderas, muslos internos y externos; piernas, cara interna de rodilla y brazos; pantorrilla y tobillos. Se puede realizar en varias zonas del cuerpo al mismo tiempo y conjuntamente con otra cirugía plástica estética.

La liposucción no debe ser considerada como un sustituto para la pérdida total de peso, ni es un tratamiento eficaz para la celulitis. Los mejores candidatos son personas de peso relativamente normal, pero con exceso de grasa localizada.

1/2