Dirección: Calle 98 No. 9A - 46 Cons. 502 Tel.: (571) 6104814 Cel.: 3102362033 Bogotá - Colombia  © Todos los Derechos Reservados Diseño: Nexum

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • Yotube

Cirugía de nariz

¿Quiénes se pueden practicar una rinoplastia? Las personas que sienten que su nariz es demasiado larga con relación a la cara, que tienen una giba sobre el dorso nasal en la vista de perfil, que tienen la nariz muy ancha en la vista de frente, que tienen la punta nasal caída o chata, que tienen la punta muy ancha o muy delgada y alargada, que tienen las fosas nasales muy grandes y anchas, tienen la nariz desviada o es de dorso muy bajo y muy pequeña para la cara. También se pueden practicar una rinoplastia aquellas personas que han presentado traumas o cirugías previas que le han alterado su estética nasal.

 

¿En qué consiste la consulta? Es muy importante que el paciente tenga muy definidos los puntos específicos que le disgustan de su nariz, pues esto le permitirá al Doctor Andrés Mejía, entender sus expectativas. Se tendrán en cuenta los antecedentes de rinitis, obstrucción nasal o ronquidos. También evaluará aspectos como el  tipo de piel, si hay presencia de cicatrices o desviaciones nasales; la relación de la nariz con las demás estructuras faciales, el movimiento de la punta hacia abajo al reír, si hay obstrucción nasal por desviación del tabique y cornetes aumentados de tamaño. 

 

Si la solución planteada por el doctor llena las expectativas del paciente se realizará un plan quirúrgico específico, con posibilidad de ofrecer un pronóstico a través de medios digitales. Se pueden plantear procedimientos alternos que mejoren los resultados como son el aumento del mentón, la liposucción de papada o quitar arrugas en los párpados o en las mejillas. 

 

¿Cómo se realiza el procedimiento? Por lo general la rinoplastia se hace bajo anestesia general. En casos excepcionales puede hacerse bajo anestesia local con sedación, siempre y cuando se cuente con los profesionales calificados para ello y el equipo técnico adecuado. Normalmente no necesita hospitalización y tiene una duración promedio de dos horas. Se realiza un par de incisiones internas en cada fosa nasal, sin que sea visible externamente, se exponen los cartílagos que le dan soporte a la nariz y se retira parte de estos para adelgazar la punta nasal. Sólo se harán cicatrices externas en caso de que haya que angostar las fosas nasales, siendo la cicatriz en la base de la nariz, de corta longitud. 


Mediante la utilización de cinceles y martillos especiales se modifica la forma del dorso nasal resecando la giba osteo-cartilaginosa y fracturando de manera controlada los lados de la pirámide nasal para hacerla más estrecha. Una vez terminada la cirugía, se introducen unos tapones nasales en cada fosa para moldear la mucosa y controlar el sangrado postoperatorio, se fija la piel de la nariz  con esparadrapo de papel y se coloca encima una férula externa de yeso, metal o plástico que mantendrá los huesos en su nueva posición y protegerá a la nariz de cualquier traumatismo en el  postoperatorio. 

 

La férula del dorso se deja en posición durante 10 días y el esparadrapo que mantiene la piel en su nueva posición, se cambia semanalmente pero permanece por 2 semanas. Existen casos poco frecuentes en los que hay que aumentar el tamaño de la nariz de manera significativa, por lo que hay que tomar injertos de tejido de otros sitios como son el pabellón auricular, el cartílago de la costilla, el hueso de la cadera,  del codo o de la región frontoparietal de la cabeza. 

 

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de nariz? Algunas de las complicaciones son sangrado, hematoma, inflamación prolongada, reacciones a la anestesia, infección y desviación recidivante, obstrucción nasal. El Doctor Mejía cuenta con un equipo multidisciplinario de especialistas expertos y las instalaciones apropiadas para hacer que estos riesgos sean mínimos.  

 

¿Cómo debe prepararse el paciente para la cirugía? Es indispensable asistir acompañado al procedimiento y días antes no  consumir cigarrillo, aspirinas o cualquier tipo de antiinflamatorios.

 

¿Cómo es el post operatorio? Las primeras 24 horas el paciente se sentirá incómodo al tener que respirar por la boca debido a los tapones internos que se colocan para evitar el sangrado. Se recomienda dormir con la cabeza elevada para disminuir la inflamación. En algunos casos se dejará por 6 días una lámina de yeso o de aluminio sobre la nariz, periodo mínimo de reposo para evitar mayor inflamación. 

 

Es posible que se lleguen a presentar moretones alrededor de los ojos, que cederán luego de 4 o 6 días, aunque hay  casos en que pueden permanecer hasta por 15 días máximo. Se pondrán unas cintas de color piel hasta por 20 días, para evitar la inflamación y mantener la forma de la nariz. No se debe exponer al sol por mínimo 3 meses. Antes de 6 días no se debe realizar ningún tipo de actividad  laboral o estudiantil, ni tampoco ejercicios fuertes. Los deportes de contacto como fútbol, tenis, volleyball, basketball y otros en los que exista el riesgo de un golpe accidental en la nariz, se deben evitar por al menos seis semanas. 

 

¿Cuáles serán los resultados? El paciente verá el resultado de su cirugía al sexto día cuando se retire el yeso, aunque el verdadero cambio solo se apreciará luego de seis meses. Sin embargo después de las primeras semanas podrá disfrutar de la nueva apariencia, que cada día se hará más natural. Los resultados son permanentes, excepto por posibles cambios relacionados con el normal proceso de envejecimiento facial. Es importante tener en cuenta que la relación médico-paciente no  termina una vez se acaba la cirugía, del correcto manejo postoperatorio que se dé, dependerá en gran medida el resultado final de la rinoplastia.