top of page

CIRUGÍA DE NARIZ

15.15.png

15.15.png

La cirugía estética de la nariz es sin duda uno de los procedimientos más frecuentes que se realizan para mejorar los rasgos de la cara.  Así como se pueden corregir los defectos o rasgos no deseados de la nariz también es posible solucionar en la misma cirugía, problemas funcionales nasales que causen  obstrucción al respirar.

¿Quiénes se pueden practicar una rinoplastia? 
¿En qué consiste la consulta? 
¿Cómo se realiza el procedimiento? 
¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de nariz? 
¿Cómo debe prepararse el paciente para la cirugía? 
¿Cómo es el post operatorio? 
¿Cuáles serán los resultados? 

PREGUNTAS

FRECUENTES

¿Quiénes se pueden practicar una rinoplastia? Las personas que sienten que su nariz es demasiado larga con relación a la cara, que tienen una giba sobre el dorso nasal en la vista de perfil, que tienen la nariz muy ancha en la vista de frente, que tienen la punta nasal caída o chata, que tienen la punta muy ancha o muy delgada y alargada, que tienen las fosas nasales muy grandes y anchas, tienen la nariz desviada o es de dorso muy bajo y muy pequeña para la cara. También se pueden practicar una rinoplastia aquellas personas que han presentado traumas o cirugías previas que le han alterado su estética nasal.

 

¿En qué consiste la consulta? Es muy importante que el paciente tenga muy definidos los puntos específicos que le disgustan de su nariz, pues esto le permitirá al Doctor Andrés Mejía, entender sus expectativas. Se tendrán en cuenta los antecedentes de rinitis, obstrucción nasal o ronquidos. También evaluará aspectos como el  tipo de piel, si hay presencia de cicatrices o desviaciones nasales; la relación de la nariz con las demás estructuras faciales, el movimiento de la punta hacia abajo al reír, si hay obstrucción nasal por desviación del tabique y cornetes aumentados de tamaño. 

bottom of page