top of page

TOXINA BOTULÍNICA

15.15.png

15.15.png

La toxina botulínica tipo A es una neurotoxina que se aplica en pequeñas dosis en algunas áreas de la cara, con la finalidad de desaparecer arrugas de expresión por medio de una parálisis transitoria.

Está indicado para personas que quieren disimular esos signos que deja el paso del tiempo y que no quieren someterse a procedimientos quirúrgicos.

PREGUNTAS

FRECUENTES

¿Quién es un buen candidato para usar botox? Las personas que tienen marcadas las líneas de expresión de la frente, el entrecejo y las “patas de gallina”. También se puede usar toxina botulínica tipo A para disminuir aquellas arrugas del cuello y el mentón.


¿En qué consiste la consulta? En la primera consulta, el Doctor Andrés Mejía evalúa el espesor, la textura y la elasticidad de la piel; la severidad de arrugas y de dobleces, para determinar donde se aplicará la toxina botulínica tipo A. Se despejan todas las dudas, se definen cuales son los aspectos que se desean mejorar, se explica el procedimiento y los cuidados que se deben tener después de la aplicación.


¿Cómo se realiza el procedimiento? En el consultorio, el mismo día de la consulta se realiza la aplicación de la toxina botulínica si así lo considera pertinente el Doctor Mejía. Se procede a inyectar la toxina con una aguja muy fina en las zonas establecidas. Según el caso el paciente deberá arrugar el entrecejo, la frente o los ojos para identificar la masa del músculo que se va a tratar. 

bottom of page